CRÍTICA DE RESTAURANTE. Eladio: sentido común

Que un servicio a escala humana se cuele entre la indisimulada parquedad del delivery se agradece. Recuerda el aura pionera de este restaurante, en eso del buen servir y ofrecer con sencillez y eficiencia de lo bueno, bonito y conveniente, en versión carne a la parrilla.

Aquí reparto: ParriBox (Fuego de Los Andes)

El deseo de la carne, de la buena, motivó a dos socios con sus restaurantes cerrados a lanzar una caja de cortes vacunos listos para parrillar. Su calidad se acomoda a una ocasión especial, aun en medio de tanta crisis.

Aquí reparto: Los Buenos Muchachos

En su pasado reciente hoy casi remoto, rindió jugosos frutos combinando carne, baile y juerga. Por obligación su formato fiestero estará guardado por largo tiempo, luciendo a cambio y para delivery a domicilio, una cara de sabor que sobrepasa a su sempiterna parrillada.