Pase y sírvase, vecino presidente

Poco menos de dos cuadras separan la residencia del autor de esta nota de la casa del próximo gobernante. Por muchos motivos, llegar al barrio más antiguo de Santiago es profundamente simbólico y, por lo mismo, merece aportarle tanto a él como a sus colaboradores y curiosos, algunas alternativas interesantes donde comer y compartir. Sitios que forman parte del cotidiano de este sector pleno de diversidad y organización social.

Aquí reparto: así renace La Gárgola

Tras un encierro más bien meditado, vuelven con de la mano de una propuesta de cocina al vacío. Su trabajo denota la oportunidad que tienen para cubrir parte de esa orfandad en comida distintiva, desde Plaza Italia (a.k.a. Dignidad) al poniente. Juegan de local y con toda la cancha a su disposición.