Comentario de whisky. Glen Moray 12 años

Una excelente relación precio calidad se perfila en este single malt criado en barrica americana, con más de 125 años de trayectoria y versátil para acompañar comidas cremosas.

 

Por Felipe Pizarro I.

 

Es en 1897 cuando comienza la nueva historia de la cervecería Elgin West, que producía cervezas desde 1828. Es el año en que se transforma en destilería, puesta en la región de Speyside, en las afueras de la ciudad de Elgin a orillas del río Lossie, Escocia.

El primera obra se elaboro con cebada local en un 100% de la granja Gallowcrook y se guardó en barricas de vino fortificado Marsala y Jerez. Pasó el tiempo y en 1920 la fábrica fue comprada por McDonald & Muir, reconocido comerciante de vinos y licores de la época. 30 años más tarde comienza un proceso de renovación y modernización que deriva en 1987 a la producción de la destilería los siete días a la semana. El resultado: dos millones de litros de bebida espirituosa por temporada.

Se trató de una cifra que no dejó indiferente a las maquinarias transnacionales, porque a esas alturas ya se vislumbraba un futuro como marca global. Eso es ahora que es propiedad de la empresa francesa La Martiniquaise, que se la compró en 2008 a sus paisanos de Moet Hennessey.

Se trata de un whisky producido y envejecido en Glen Moray utilizado en un 50% para su creciente gama de whiskies de malta, aparte de sus propios whiskies “blended” en un 25% y para whiskies de otros embotelladores independientes. Este single malt tiene como peculiaridad añejarse completamente en barricas de roble americano, seleccionadas para resaltar su carácter tradicional de Speyside y tiene 40% ABV. Luce un color dorado ambarino, mientras que en nariz se perfila dulce, afrutado y floral, con toques de caramelo, algodón miel, a lo que se suman notas de frutos secos y clavo de olor. La boca ofrece sabores suaves, cálidos y redondos, con un cuerpo firme que recuerda a cereales malteados con equilibrio entre caramelo y frutos secos. El final es medio con tonos de caramelo toffee, grosellas negras y un toque de regaliz.

¿Con qué tomarlo? Puede acompañar unos Tortellini cuatro quesos, tal vez un Risotto de setas, otros clásicos de la cocina internacional como el Filete envuelto en tocino y dátiles, mientras que a la hora de los postres se puede acercar a una Crème brûlée o un Tiramisú, cosas de perfil cremoso y dulce.

Donde comprar: El Mundo del Vino y en Mundo del Whisky

Precio de referencia: $ 22.000.

 

* Administrador hotelero INACAP, con estudios de cocina en la Escola de Cuina Bell Art de Barcelona, WSET 3 Advanced (Londres) y Certified Judge BJCP. Socio fundador de la Asociación de Sommeliers de Chile y luego director académico de la Escuela de Sommeliler de Chile. Ha trabajado en academias, grandes viñas, distribuidoras, para luego vincularse a la cerveza por medio de @lupulandchile. Hoy hoy dirige @escueladewhisky_chile donde desarrolla contenido informativo y actividades de cata y maridaje acerca principalmente de cervezas y whisky.

Comparte: