Viñedos de Alcohuaz: una visita de extremos, vigor y montaña

Un refugio en las alturas del Elqui profundo, fundido entre rocas y un saber de energías y enología que merece una visita. Quizá la manera más certera de conocer el sentido de origen de sus siete cepas y siete líneas de vino, en el semidesierto del Norte Chico.

Visitar Viñedos de Alcohuaz trata de una experiencia extrema en muchos sentidos. Desde la voluntad por surgir bien alto, pendiente abajo por un valle que en realidad se trata de un apéndice hacia el sur del gran Elqui, rasguñando las montañas de Paihuano, zona que concentra gran parte del nuevo sentir pisquero y viñatero de toda la región.

Las formas importan. El clima de montaña de sol profundo, lo agreste del terreno y sus circunstancias, desafían a las vides instaladas allí desde hace poco más de una década, las más veteranas. Éstas responden hundiendo sus raíces entre las piedras, viviendo entre los 1650 a los 2206 metros de altura. Predomina la syrah y su reconocida versatilidad, mientras que el resto -petite sirah, petit verdot, touriga nacional, cariñena, garnacha y malbec- no hacen de consortes sino que han ido apareciendo conforme ha surgido la experiencia que ha contorneado el carácter de sus vinos, reconocidos por especialistas y paisanos, en ese Paihuano profundo y en el resto del mundo.

Tras proceso de cosecha a mano, van a caer a lagares de la vieja escuela, de piedra y que luego reposan en una bodega que suma maderas del sur con la roca madre horadada en el cerro, que libera parte de la energía que carga la zona, la misma que ha atraído por siglos a arrieros, campesinos, pisqueros, místicos, viajeros y a los viñateros que ahora y de momento, también ofrecen siete tipos de etiquetas (Rhu, Grus, La Era, Cuesta Chica, Tococo, Pingo Pingo y VDA 7) donde predomina una vigorosa y fresca profundidad, que visualiza una larga vida a cada una de sus botellas.

Un clima de extremos hace, a fin de cuentas, un vino distinto, cuyo devenir aparece relatado con soltura y excelencia, por un equipo de guías especializados desde que comienza en su sala de ventas. instalada en el camino principal y el inicio de un recorrido que sabe hacerse especial para el visitante. Casi tanto como el trabajo detrás de un proyecto que rebosa poder y sentido de origen.

Valor del tour guiado: $ 30.000.

Comparte: